text.skipToContent text.skipToNavigation

¿Cómo funciona realmente un cargador?

Esta es una pregunta excelente.

Antes de examinar en detalle en qué consiste la tecnología GaN integrada dentro del cargador vamos a ver cómo funciona un cargador. Todos los modelos de smartphone, tableta y portátil que usamos cada día tienen baterías. Cuando una batería transfiere electricidad a nuestros dispositivos lo que de verdad ocurre es una reacción química. Un cargador de dispositivos usa una corriente eléctrica para revertir dicha reacción química. Los primeros cargadores enviaban corriente a la batería de forma continua, lo que aumentaba el riesgo de sobrecargas y daños al dispositivo. Los más modernos incluyen sistemas de monitorización que reducen el suministro de corriente al tiempo que la batería se llena. Esto minimiza los riesgos de sobrecargas.

Aquí es donde el material de GaN marca la diferencia

Básicamente, un transistor es un interruptor. Un chip es un componente en el que se juntan cientos o incluso miles de transistores en un espacio muy pequeño. Cuando se utiliza GaN en vez del silicio lo que ocurre es que todos estos transistores se pueden agrupar más cerca. Esto quiere decir que es posible conseguir una mayor potencia de procesamiento en un espacio más reducido. Un cargador más pequeño puede ofrecer más potencia y velocidad.

El suministro de corriente más eficiente

Los cargadores GaN son fantásticos para viajar porque son muy ligeros y ocupan menos espacio. Para la mayoría de los usuarios un cargador que pueda cargar teléfonos, tabletas y portátiles es más que suficiente para cubrir todas sus necesidades.

Los niveles de calor son un factor determinante en la longevidad de la vida útil de cualquier dispositivo electrónico y los cargadores no son una excepción. La eficiencia de GaN para transferir electricidad permite evitar las altas temperaturas. Un cargador GaN moderno seguirá funcionando durante mucho más tiempo que cualquier otro cargador sin esta tecnología comercializado en los dos últimos años.

La innovación de Belkin se une a la tecnología GaN

Belkin fue una de las primeras empresas en diseñar cargadores para dispositivos móviles y desde sus inicios ha sabido ganarse la confianza de los usuarios. La tecnología GaN solo es una parte del rompecabezas. Trabajamos codo a codo con los líderes de la industria para desarrollar productos que son más potentes, seguros y rápidos con cada dispositivo que les conectas.

Hemos aplicado nuestros renombrados procesos de investigación y desarrollo al diseño y fabricación de nuestra gama de cargadores GaN. Nuestra ingeniería mecánica y nuestros innovadores diseños eléctricos se combinan con las colaboraciones que mantenemos con los fabricantes de chipsets más importantes para crear los mejores productos y experiencias de uso posibles.

Tan compacto como potente

Nuestro cargador GaN de 60 W es un excelente ejemplo de las soluciones de nueva generación que Belkin crea. Es el cargador GaN de 60 W más pequeño del mercado* y ofrece la comodidad de una carga rápida, potente y segura con un diseño ultracompacto. Ideal para viajar o usar en casa o la oficina podrás cargar tu portátil, tableta, smartphone o cualquier otro dispositivos USB-C con un solo cargador increíblemente potente. Usando la innovadora tecnología GaN este cargador suministra hasta 60 W a cualquier dispositivo compatible. La protección integrada garantiza la seguridad de tus dispositivos frente a las subidas de tensión y las sobrecorrientes. La certificación de USB-C Power Delivery garantiza un rendimiento rápido y fiable con tus dispositivos. 

Fabricados para ofrecer seguridad, eficiencia y durabilidad los cargadores de Belkin han sido acreditados o aprobados por organizaciones como Apple, Google y el USB-Implementers Forum (o USB-IF).

*Comparado con los competidores más importantes en el mercado estadounidense a fecha de 4 de febrero de 2020.